Anuncios

Santa Olalla del Cala


Situada en la estribaciones de Sierra Morena, en la Sierra de Aracena, camino de paso en la Ruta de la Plata, frontera de Andalucía con Extremadura, la antigüedad de Santa Olalla, aún no ha podido precisarse. No puede precisarse una fecha de fundación ni cuando se produjo el establecimiento de los primeros pobladores.

La posición estratégica de Santa Olalla en el tránsito de metales extraídos de los importantes enclaves mineros de Almadén de la Plata, Minas de Riotinto, o “La Papúa” o “El Tratejón” en Zufre, hace imaginar los orígenes de la presencia del hombre en esta localidad, en la Edad de Bronce, en el III milenio a. C. Este intercambio comercial sentaría la base de la conocida Ruta de la Plata, que alcanzaría su máximo esplendor en la época romana.

Llamada Ponciana en tiempos de los romanos, según la leyenda popular, su nombre actual le viene de la transcripción gallega o astur-leonesa del nombre de la patrona del pueblo, Santa Eulalia de Mérida, de la cual dice la leyenda popular que nació en esta villa y desde esta partió a su martirio en Mérida, dónde fue quemada viva en el siglo III de nuestra era (Recordemos que en 1230, las tropas del rey Alfonso IX de León, reconquistarán Mérida con lo cual se recupera una plaza importante y lugar de martirio de la Santa). Posteriormente pasó a llamarse Santa Olalla de la Sierra, y Santa Olalla del Carril, hasta llegar al topónimo actual de Santa Olalla del Cala (1920) en honor al río Cala, afluente del Huelva, que baña sus tierras. Son varias las poblaciones en la actual provincia de León que llevan el mismo nombre, aunque escrito con “jota”, que bien podría pronunciarse “Olaia”, tales como Santa Olaja de la Varga, Santa Olaja de la Ribera, Santa Olaja del Porma, Santa Olaja de Eslonza, Santa Olaja de la Acción. Como se ve santa Elalia era una figura importante en el Reino de León.

Comparten así, sus habitantes el gentilicio de santaolalleros u olalleros con el de poncianos.

La historia de Santa Olalla comienza en el s. XIII, tras la conquista de Sevilla por el rey Fernando III el Santo en 1248. La anterior historia no es sino prehistoria al carecer desgraciadamente de documentación escrita. La reconquista cristiana de la sierra se llevó a cabo a mediados del s.XIII, a manos de Sancho II de Portugal, con el apoyo de órdenes militares. Fernando III el Santo avanza con tropas por el margen derecho del Guadalquivir, con la intención de reconquistar unos territorios que consideraba parte integrante de la corona de Castilla, y colisiona con el ejército portugués

Anuncios
Categorías:Viajes y Ocio

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: